By / 20th marzo, 2018 / Senderismo / No Comments

Esta es nuestra ruta favorita en el Parque Natural de Cebollera, la que une dos de sus puntos más interesantes, las cascadas de Puente Ra y las zonas de “hoyos”. pequeñas laguna de origen glaciar donde nacen los arroyos de la sierra.

Cascadas de Puente Ra en primavera.

Comenzamos la ruta desde la Ermita de Lomos de Orio, y desde allí mismo cogemos la senda que nos baja hacia el arroyo de Puente Ra. En menos de un kilómetro de bajada por un bonito bosque estamos junto al arroyo, y lo remontaremos viendo las cascadas.

Poco a poco avanzamos disfrutando del lugar, remontando junto al río por una pista que finalmente se transformará en senda, de la misma forma que el río va estrechándose según subimos.

Tras pasar un puente de madera llegaremos a la zona más húmeda y bonita de la sierra (y probablemente de toda la rioja), con todas las piedras llenas de musgo en un hayedo cerrado:

 El río se va quedando abajo mientras la senda sube, pero entre las hayas descubrimos una gran cascada que podemos acercarnos a ver.

Continuamos rumbo a hoyo mayor por la senda, que sale ya a zona abierta entre pinares, y tras menos de un kilómetro salimos a una pista muy ancha que bordea todo el parque. La seguimos durante 300 metros y estamos atentos en la curva a un camino que sale hacia arriba por el pinar. Lo seguiremos en fuerte subida durante 500 m hasta salir a zonas abiertas, continuando otros 800 m hasta desviarnos del camino para ir ya campo a través a buscar los hoyos entre las praderas.

Los hoyos son las pequeñas lagunas que dan origen a estos riachuelos que se van juntando para formar los arroyos de la sierra. Sólo tienen agua en primavera e inicio de verano, cuando la humedad desborda por todas las praderas. Este es un ejemplo de ellos:

Para los más animados, se puede seguir subiendo hasta hacer cima en el pico Cebollera, de 2.141 m de altura. Si no queremos ascenderlo, regresaremos por el mismo camino que hemos venido hasta las cascadas, donde para no repetir todo podemos tomar otra senda que sube a la pista principal y por ella regresar a la Ermita.

La ruta completa son unos 13 km y 700 m de desnivel, y si haces sólo la primera parte de las cascadas se queda en menos de 5 km y 300 m de desnivel. Se puede hacer en cualquier época, aunque en invierno suele haber nieve. Tenéis el track de esta ruta en nuestro wikiloc:


Leave a Comment