Mónica, Guadalajara

La habitación con chimenea, el desayuno con zumo natural y bollos caseros. Los dueños muy atentos y detallistas, nos recomendaron muy buenas rutas y restaurantes. Lo recomendaría para viajar con bebès y perro.

-